27.6.19

Angel Food Cake de arandanos...


Hoy vamos a preparar un bizcocho muy especial que la primera vez que lo probé me parecio espectacular, fue en un curso que estaba dictando en Terraza y una encantadora alumna me dijo… te he traído un bizcocho del Ángel y espero que te guste…  me sorprendió muchísimo,  no solo el bizcocho si no el cariño de mi alumna que pensó en traérmelo.  Desde aquí les mando un beso muy grande a todas las alumnas que he tenido hasta ahora.
Este bizcocho recibe su nombre gracias a su textura esponjosa, es muy ligero y por eso se dice que hasta lo podrían comer los ángeles. He preparado la receta del ángel Food Cake de mi querida Bea Roque, nadie mejor que ella para preparar este tipo de bizcochos americanos.  Su receta está súper bien explicada con lujo de detalles se las dejo aquí.
La verdad que este bizcocho es demasiado dulce para mi gusto, cuando vi la receta por primera vez, me pareció que podía llegar a ser demasiado dulce pero temía que si quitaba 100 gr de azúcar no me resultase y por eso lo dice tal cual.
Es cierto que para darle un sabor especial  he utilizado esencia de arándanos, tal vez unido a la cantidad de azúcar que tiene el bizcocho,  me ha resultado muy dulce al probarlo.
La textura es súper suave y homogénea y es como si fuera una nube.
Lo bueno de este bizcocho es que no tienen nada de grasa y lo malo es que si no tienes un robot de cocina es un poco difícil de hacer, aunque si tienes un batidor eléctrico va de maravilla.
Veamos los ingredientes que necesitamos para este delicioso Ángel Food Cake.

¿Que necesito?
12 claras de huevo
125 gr. harina tamizada.
435 gr. Azúcar.
1/4 cucharadita de sal.
1 cucharadita de cremor tártaro.
2 cucharaditas de extracto de vainilla.
2 cucharaditas  de esencia de arandanos.

¿Cómo lo hago?
En primer lugar precalienta el horno a 180 grados centígrados.
Para esta receta es fundamental tamizar la harina varias veces, como dice Bea,  incluso podríamos tamizar o mejor dicho deberíamos tamizar el azúcar, en este caso no lo he hecho… no de seguido la receta tan a rajatabla .
Tamiza todos los ingredientes secos (la harina y la sal),  y resérvalos.
Coloca las claras en un bol amplio y  bátelas con una varilla de mano hasta que quede una mezcla espumosa.
Incorpora el crémor tártaro o  si no lo tienes puedes utilizar unas gotas de zumo de limón esto te ayudará a que las claras mantengan su firmeza durante más tiempo
Bate con la ayuda de unas varillas  eléctricas (o con tu robot de cocina preferido)  hasta que se formen picos blandos. A continuación vamos a ir añadiendo poco a poco el azúcar hasta conseguir un merengue liso y firme, añade  ahora el extracto de vainilla  y la esencia de arándanos y termina de batir todo.
Ahora con la ayuda de una espátula y con movimientos envolventes, firmes pero envolventes, vamos a incorporar la harina poco a poco.  No lo mezcles en exceso porque si lo haces, corres riesgo de que se pierda el aire de la preparación.


Para que nos quede perfecto debemos  utilizar un molde especial, que sea de aluminio con un agujero en el centro y que sea desmontable. Este molde ya lo venden con estas características y es especial para hacer este tipo de bizcocho. El molde debe estar completamente limpio y seco,  sin ningún tipo de grasa ya que esto ayudará a que el bizcocho trepe por todo el molde y nuestro ángel Food Cake quede bien alto.
Estas cantidades son para un molde de 25 cm de diámetro, si tienes un molde más pequeño puedes utilizar la receta a razón de 9 claras.
Vierte la preparación con cuidado dentro del molde y hornea durante 35 a 45 minutos o hasta que esté bien dorado y firme al tacto.
Al sacarlo del horno pon el molde de inmediato boca abajo sobre una bandeja y déjalo enfriar así.
Un truco que me dio una persona muy especial para mí, es colocar una taza de café debajo del centro del molde y no utilizar los pies que vienen en el molde para dejarlo enfriar, una contradicción pero es cierto que el bizcocho queda perfectamente usando este truco.



Para terminar lo espolvoree con azúcar glas y le coloque unos arándanos frescos. Espero que lo prueben y me cuenten en los comentarios que les parece. Un saludo y hasta la próxima entrada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Déjame un comentario...